Programación especial Semana Santa 2020

Queridos hermanos.

A escasos días del Miércoles Santo, las circunstancias excepcionales y extraordinarias que estamos viviendo, impedirán efectuar, conforme establecen nuestras Reglas, la Estación de Penitencia a la Santa y Metropolitana Catedral de Sevilla.

En estos difíciles momentos, haciendo un ejercicio de Piedad, Misericordia y Caridad, debemos encauzar nuestras plegarias y oraciones a favor de los más necesitados, aquellos que padecen la enfermedad, sus familiares y seres queridos, por todos los difuntos, que como consecuencia de la misma han recibido la llamada de nuestro Señor Jesucristo, y por todos los sanitarios, cuerpos de seguridad del Estado, colectivos de trabajadores que ponen todo su empeño y sacrificio en beneficio del interés general y en especial por todos nuestros hermanos cuya protección encomendamos a Nuestros Amantísimos Titulares.

A tal fin, durante esta Semana Santa, alentamos a todos los Hermanos, fieles y devotos, a que nos acompañéis en las siguientes acciones que hemos preparado para vivir una Semana de Pasión, Muerte y Resurrección desde la devoción y el fervor hacia nuestra Imágenes y la oración, meditación y plegaria.

La celebración de este Miércoles Santo singular será a través de nuestras redes sociales, y en este sentido, tendremos una programación especial, para, en cumplimiento de nuestras Reglas, sustituir la Estación de Penitencia por un acto de piedad, compartiendo en todo momento imágenes de nuestros Titulares y vídeos de nuestra Estación de Penitencia, a través de nuestros canales de comunicación habituales de YouTube, Facebook, Twitter e Instagram.

A las 12:00 hora rezaremos el Ángelus con nuestro Director Espiritual y tras el mismo, a las 12:30 horas, celebraremos Santa Misa ante el Bendito Altar de Nuestros Titulares, que será a puerta cerrada y presidida por nuestro Director Espiritual N.H. Rvdo. Sr. D. Andrés Ybarra Satrústegui y retransmitida en directo a través de nuestro canal de YouTube, con enlace en Facebook y Twitter.

A la hora habitual de salida de nuestra Estación de Penitencia, nuestro Director Espiritual compartirá su tradicional oración y plegarias con todos los hermanos del Baratillo.

Asimismo, y como viene realizándose todos los años, antes de que se abran las puertas de nuestra Capilla, nuestro Hermano Mayor D. Marcelino Serrano Cantalapiedra nos dirigirá unas palabras introspectivas de meditación con un recuerdo especial a nuestros hermanos difuntos.

A partir de las 20:00 horas, con motivo del Vía Crucis organizado por el Consejo General de Hermandades y Cofradías, nuestra Hermandad participará con las lecturas de la Estaciones que serán realizadas por nuestro Director Espiritual, y que podrá ser seguido por todos a través del canal de Twitter de la Hermandad. Os animamos a participar en el Vía Crucis, con nuestros rezos, oraciones y plegarias.

A la finalización de dicho Vía Crucis, continuaremos con la emisión de imágenes y vídeos de la Cofradía hasta la hora prevista de entrada de nuestras Imágenes en la Capilla del Baratillo, para que podamos disfrutar en todo momento de nuestra estación de penitencia.

Durante toda la Semana Santa, diariamente nos emplazamos para compartir las lecturas del Evangelio y la meditación que nos ofrecerá nuestro Director Espiritual, N.H. Rvdo. Sr. D. Andrés Ybarra Satrústegui a través de nuestras redes sociales. Asimismo, a las 12:00 horas rezaremos el Ángelus.

Toda esta programación podrá seguirse a través de nuestros canales oficiales:

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UC9eDPUrI5JCzsC9bOIvioHQ

Facebook: https://www.facebook.com/hdadbaratillo/

Twitter: https://twitter.com/HdadBaratillo

Instagram: https://www.instagram.com/hdadbaratillo/

Y en el hashtag: #ElBaratilloEnCasa

Lectura del Evangelio: Miércoles de la V semana de Cuaresma

En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos que habían creído en Él: "Si os mantenéis en mi palabra seréis de verdad discípulos míos; conoceréis la verdad y la verdad os hará libres". Le replicaron: "Somos linaje de Abrahán y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: seréis libres?! Jesús les contestó: "Os aseguro que quien comete pecado es esclavo. El esclavo no se queda en la casa para siempre, el hijo se queda para siempre. Y si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres. Ya sé que sois linaje de Abrahán; sin embargo, tratáis de matarme, porque no dais cabida a mis palabras. Yo hablo de lo que he visto junto a mi Padre, pero vosotros hacéis lo que habéis oído a vuestro padre". Ellos replicaron: "Nuestro padre es Abrahán". Jesús les dijo: "Si fuerais hijos de Abrahán, haríais lo que hizo Abrahán. Sin embargo, tratáis de matarme a mí, que os he hablado de la verdad que escuché a Dios, y eso no lo hizo Abrahán. Vosotros hacéis lo que hace vuestro padre". Replicaron: "Nosotros no somos hijos de prostituta; tenemos un solo padre: Dios". Jesús les contestó: "Si Dios fuera vuestro padre me amaríais, porque yo salí de Dios y aquí estoy. Pues no he venido por mi cuenta, sino que Él me envió" (Jn 8, 31-42)

Nos encontramos inmersos ya en la semana de Pasión, semana que anticipa la Semana Santa. Son días en los que ir tomando conciencia de los acontecimientos que se acercan y que nos van a introducir en los días más importantes para los cristianos. Este año, sin duda, los viviremos de una manera muy diferente. Es una oportunidad para experimentar la gracia que Dios nos regalará de una forma distinta. Hoy tendríamos que estar en nuestra capilla, celebrando la misa de hermandad, contemplando los pasos montados a falta de las flores. Todo esto lo tenemos muy vivo en lo profundo de nuestro corazón, pero sabemos que esta situación de pandemia nos pide sacar lo mejor de nosotros y vivir nuestro ser cristianos y cofrades poniéndonos al servicio del que ahora más lo necesite, ya sea en nuestra familia, en nuestro vecindario; y, por supuesto, con nuestra oración, pidiendo al Stmo. Cristo de la Misericordia por todos aquellos hermanos de nuestra Hermandad que más necesiten de su cercanía, de su consuelo, de su misericordia, que acoja a todos aquellos que fallecen y asista y aliente a aquellos que sufren la enfermedad del coronavirus.

Durante toda esta semana, vemos cómo en el evangelio sube el tono en la conversación entre Jesús y los que lo escuchan, especialmente con los fariseos, deseosos de terminar con Él. La tensión es mayor por momentos y la lucha es permanente y sostenida entre la fidelidad de Jesús al Dios auténtico, Buena Noticia para el hombre y único Salvador, y la dureza de corazón o la fe encerrada en lo que da seguridad, anclada en el propio criterio establecido por el hombre y que no implica cambio de parte de quien cree.

La gran oferta de la fe es la libertad del hombre. Así lo vemos hoy en el evangelio. La libertad que es fruto de ser de verdad quienes somos, de vivir para aquello para lo que fuimos creados, la libertad, en definitiva, de ser y sentirnos hijos de un Dios que nos ama. Ser libre es ser para Otro: Dios. La libertad está en encadenarse a lo que me hace posible encontrar el sentido auténtico de mi existencia donde y en quien realmente se encuentra, y descubrir en la fidelidad creativa el motor que me ayude a orientar y profundizar, de este modo, en mi existencia. Muchas veces pensamos que ser libres es “ir a nuestra bola o a nuestro rollo”, sin necesidad de tener nadie a mi lado que me controle o me corrija. Y esto es una equivocación. El hombre fue creado de la mano de un Dios que nos soñó para ser felices desde el proyecto que Él sabía que lo haría posible. Para eso, estableció la necesidad del diálogo que nos posibilita poder ir descubriendo ese sueño particular de cada uno.

Ese diálogo está envuelto en el amor más fiel y conmovedor que no es sino resultado de su pasión por nosotros. Después de asistir a tantos momentos en los que el hombre no ha querido dialogar, porque ha preferido su propia palabra que tanto daño le ha hecho, el Padre pronunció la Palabra, a su Hijo Jesucristo, en quien tenemos el Camino y la Verdad, para encontrar la Vida plena. Escuchar a Jesús es ser libres porque es ir descubriendo que su palabra empuja nuestro corazón hacia todo aquello que lo hace feliz. Y cuando la propia vida te pone por delante que lo que haces te hace sentir plenamente feliz, es más difícil optar por otro camino. La verdad del amor, del servicio, de la entrega sin pedir reconocimiento, de la misericordia, de la fraternidad, de la fidelidad a pesar de las dificultades, hace que el hombre se sienta mucho más auténtico porque, desde ahí, se construye lo que realmente es. El hombre tiene en Jesús su manera de ser. En su palabra crecemos en lo que realmente somos, sólo Él tiene la palabra que necesitamos para llegar a ser de verdad. La fidelidad, por tanto, es responder desde el amor y desde la acción de gracias a Aquel que no se separa de nosotros, que sale a nuestro encuentro para amarnos y hacernos ver que nuestra vida tiene todo el sentido del mundo. La fidelidad de Dios nos pide a nosotros nuestra propia fidelidad como manera de crecer en el amor y en la apuesta personal por Dios.

Por eso, libertad es encadenarse a lo que nos hace ser en plenitud y procede de quien nos conoce y nos creó para derramar en cada uno de sus hijos todos sus beneficios. Dios es siempre bondad, misericordia, ternura, caridad, piedad.

El que se busca a sí mismo es esclavo. Esta es la denuncia que Jesús nos hace hoy. Y podremos decir que somos cristianos, cofrades y lo que queramos, pero puede ser que el criterio de nuestra vida no esté movido por la búsqueda de lo que Dios quiere para cada uno, sino por el deseo personal de hacer lo que creamos conveniente sin contar con Él. Esto nos hace esclavos y como tales, perdemos la libertad de poder experimentar de verdad lo que es una vida vivida desde el amor que te quiere como eres pero que siempre, si tú le dejas, te sueña mejor. ¿Cuáles son mis esclavitudes? ¿De verdad me hacen feliz o me dejan un vacío que no logro llenar con más esclavitudes?

Sólo Dios nos hace ser y Jesús tiene la Palabra. Él es la palabra. Nuestra autenticidad está en ser como Él. La fidelidad nos ayudará a ser fuertes ante lo que venga desde fuera y quiera quitarnos del camino.

En medio de estos días de confinamiento, no dejemos de creer en que el Señor sigue estando con nosotros. Que nada nos quite la libertad de sentirnos en cada instante hijos de un Dios que nos acompaña, que vela por nosotros y que esto mismo no nos quite la alegría de seguir queriendo poner nuestra vida en sus manos.

Rezo por cada uno de vosotros. Que el Señor os bendiga. Un abrazo.

 

N.H. Rvdo. Sr. D. Andrés Ybarra Satrústegui

Directo Espiritual

Todo nuestro esfuerzo

Ante la situación de crisis sanitaria derivada de la pandemia del coronavirus COVID-19 que estamos padeciendo y las consecuencias económicas que ha ocasionado, nos dirigimos a todos los hermanos y en especial a los más necesitados, enfermos, ancianos y familias con problemas económicos, para informaros que desde la Diputación de Caridad de la Hermandad del Baratillo nos ponemos a vuestra disposición para asistiros en las necesidades, acompañaros en las tribulaciones y atenderos en estos difíciles momentos, no estáis solos ni desamparados, vamos a dedicar todos nuestros esfuerzos y destinar nuestros recursos para auxiliaros. Podéis poneros en contacto con nosotros por correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o a través del número de teléfono 601310861 que hemos habilitado a tal fin.

Asimismo, ante los múltiples ofrecimientos de ayuda y colaboración desinteresada de nuestros hermanos, las muestras de interés por contribuir económicamente a favor de la Hermandad, aportando en concepto de donativo, el importe de las papeletas de sitio que no han podido abonarse este año por la suspensión de la Estación de Penitencia, y agradeciendo los testimonios de Caridad, Misericordia y Piedad, os ofrecemos a todos aquellos que habéis mostrado dicho interés y vuestras circunstancias os lo permitan, la posibilidad de efectuar dicho donativo en concepto de papeleta simbólica 2020, por el importe que cada uno pueda realizar. A tal efecto, se facilita el siguiente número de cuenta ES96 0182 6000 1802 0801 8265 y se ruega se identifique en el ingreso como concepto los datos del hermano que realiza su donativo, para su inclusión en los datos fiscales anuales correspondientes.

Con la finalidad de tener un detalle con todos los hermanos que han querido contribuir con la Hermandad con dicha aportación voluntaria, y atendiendo a la celebración del LXXV aniversario de la hechura de Nuestra Señora de la Piedad, nuestra mayordomía entregará a todo hermano que realice dicho donativo, una papeleta simbólica conmemorativa de dicha efeméride.

Hermandad El Baratillo

Antigua y Fervorosa Hermandad de la Santa Cruz y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Misericordia y Nuestra Señora de la Piedad, Patriarca Bendito Señor San José y María Santísima de la Caridad en su Soledad

 

 

CAPILLA DE LA PIEDAD

HORARIO APERTURA
De lunes a viernes, de 11 a 13 y de 19 a 21 h., sábado de 11 a 13 h.
Mes de agosto cerrado.
HORARIO DE MISAS
MISA DE HERMANDAD 
Miércoles a las 20:30 h.
MISA DE FELIGRESÍA 
Sábado y vísperas de festivos a las 20:30 h.
Domingo y festivos, a las 11 h.

 

CASA DE HERMANDAD

Calle Adriano, 15 - 1º     41001 Sevilla localizacion icono
Teléfono 954 221 723
Email  secretaria@hermandadelbaratillo.es
mayordomia@hermandadelbaratillo.es
hermanomayor@hermandadelbaratillo.es
dmg@hermandadelbaratillo.es
comunicacion@hermandadelbaratillo.es
HORARIO DE SECRETARÍA - MAYORDOMÍA
Lunes y Miércoles, de 19 a 21 h.
HORARIO DIPUTACIÓN DE CARIDAD
Lunes, de 20 a 21 h.

 

Web Oficial de la Hermandad El Baratillo  |  Aviso Legal  |  © WebDesign2018                 ® La Hermandad tiene registrado el escudo y el título corporativo.